Blogia
ASOCIACION PEÑA FARFALLA DE ALCORISA (TERUEL)

El orgullo de Aragón

El orgullo de Aragón
Un histórico título para un club que ha hecho historia bien merece un baño de alegría. El CAI Teruel conquistó el viernes en Almería la Superliga y aún continúa de celebraciones. Después de la borrachera de felicidad en la madrugada del sábado, de la mágica tarde del domingo en la capital turolense, con cuatro mil gargantas coreando en la plaza del Torico los nombres de sus ídolos, ayer llegó un capítulo más del extenso programa de festejos. Fue la jornada más institucional, aunque el club y el equipo se encontraran huérfanos de apoyo político en el partido decisivo disputado en el Moisés Ruiz. El CAI tenía el convencimiento de que levantaría la copa de campeón, aunque no todos eran portadores de esa fe.

 

El día para la familia del CAI Teruel comenzó en el edificio Pignatelli, donde les esperaba a las 13.00 el presidente del Gobierno de Aragón. "Fue espectacular", fue lo primero que le comentó Marcelino Iglesias, al máximo responsable del CAI Teruel, José Luis Torán, acompañado de un fuerte apretón de manos. "Os vi por la televisión y fue un triunfo magnífico. Lo pasé muy bien", añadía. Torán agradeció el cumplido y presentó, uno a uno, a las estrellas que han revolucionado la competición nacional del voleibol. "Tenemos una gran satisfacción porque hay un equipo aragonés que nos ha hecho pasar muy buenos ratos. El último día fue un momento culminante", resaltaba el jefe del Ejecutivo, escoltado por la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mª Victoria Broto, y por el consejero de Presidencia, Javier Velasco.

 

La soleada mañana en la sede de la DGA permitió que el encuentro entre políticos y deportistas se trasladara a los jardines del recinto. Marcelino Iglesias reconoció a los campeones que gracias a este éxito "nos habéis hecho sentir un poco más orgullosos de ser de aquí". Y completaba: "Esta victoria es un ejemplo de que clubes bien defendidos, con los mejores profesionales y con los mejores deportistas, pueden llegar a lo más alto. Para ganar, hace falta no sólo tener los mejores deportistas, sino también el mejor equipo. Y vosotros habéis demostrado que sois el mejor equipo. Podéis contar con nosotros para continuar teniendo éxitos para Teruel y Aragón".

 

Torán recordó los inicios del proyecto deportivo de un club, que cumple su mayoría de edad y que en tres años ha consolidado un equipo en la elite nacional. Un camino a la máxima categoría que se inició con el respaldo de Caja Inmaculada, representada ayer por su cabeza más visible, Antonio Aznar Grasa. El presidente del club naranja aprovechó el momento para pedir una mayor implicación de todos los estamentos: "A partir de ahora tenemos un reto muy importante, ya que las metas han subido. Esto nos va a obligar a hacer un sacrificio mayor, si cabe, de trabajo y, también, económico. Así que, y no me gusta llorar, vamos a necesitar el apoyo económico de todos".

 

El capitán del CAI Teruel, José Vicente Cocolina, con la voz dañada tras tres días de intensos festejos, ofreció la copa a Marcelino Iglesias: "Esto no es solo un triunfo nuestro y de los turolenses, sino de todo Aragón. Y estamos orgullosos de ello", resaltó. La matinal se completó con la foto de familia. La imagen más preciada.

Compromisos económicos

Ya por la tarde, les esperaba a la plantilla y al equipo técnico del CAI una serie de actos por parte de las instituciones turolenses, que, además de la entrega de obsequios, se comprometieron a incrementar sus aportaciones económicas de cara a la próxima temporada.

"Este es el principio de colaboración con el voleibol -se refería el presidente de la Diputación Provincial, Antonio Arrufat, al convenio suscrito hace poco-, pero vamos a seguir incrementando la aportación, porque entendemos que la competición europea tiene un coste importante".

 

En parecidos términos se expresó el alcalde, Miguel Ferrer, en el Ayuntamiento turolense, a donde acudieron los jugadores tras ser despedidos por los diputados provinciales al grito de "campeones, oé, oé...". Ferrer consideró el triunfo del CAI como de la ciudad: "Nos ha venido bien a los turolenses un poco de autoestima", subrayaba, y aseguró el mantenimiento de las ayudas. "Si los patrocinadores no se cansan, el Ayuntamiento no lo va a hacer", recalcó.

 

Los jugadores volvieron a tener ayer un nuevo baño de multitudes. Varios cientos de turolenses vitorearon a sus ídolos, ante las puertas del Ayuntamiento, cuando estos salieron al balcón del Consistorio, y se entusiasmaron cuando Vicente Cocolina dijo señalando la copa: "Este trofeo es más vuestro que nuestro, porque la mejor afición tiene que tener el mejor equipo".

 

La copa fue ofrecida, a continuación, a la patrona de la ciudad, Santa Emerenciana, en un pequeño acto presidido en la Catedral por el obispo, José Manuel Lorca. Los aficionados acompañaron a la plantilla y llenaron el templo en pocos minutos. Mientras que el capitan del equipo depositaba a los pies de la Santa el trofeo, el jugador turolense Jesús Ariño le hacía entrega de un ramo de flores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres